El trabajo en el campo hace que tomemos conciencia de la ciclicidad de la naturaleza. Todo está regido por unos periodos que varían muy poco de un año al otro y nada más terminar uno  empieza ya el siguiente. El descanso, por tanto, se toma en aquellos periodos en los que la naturaleza da tregua. El resto es trabajo constante para intentar sacar lo mejor de uno mismo y de los resultados del propio esfuerzo y saber hacer.

En estos momentos estamos en la etapa de la inundación de los campos que es la que dará paso a la siembra. Pero vamos por partes. Antes de esta etapa tan crucial que viviremos estos días han pasado diferentes etapas en las que las tierras se han ido preparando para poder ofrecer la mejor oxigenación posible así como una óptima asimilación de los nutrientes. 

Por ejemplo, entre diciembre y febrero, meses posteriores a la cosecha, se lleva a cabo el fangueo con el que se inundan los campos con un bajo nivel de agua para que el barro se mezcle con los restos del cultivo anterior y así tener una mejor riqueza de abono natural para el cultivo de arroz. La siguiente etapa a ésta consiste en el secado y la posterior  ruptura del suelo para crear una buena capa en la que pueda germinar y crecer la planta de arroz. 

Una vez realizados los procesos anteriores ya se podrá pasar al nivelado para que la planta crezca en las mejores condiciones posibles.  Y proceso a proceso nos vamos ya al momento actual en el que cambia el paisaje del Delta del Ebro y del marrón barro pasaremos al azul provocado por la misma inundación de las parcelas.

Porque más que descansar, la tierra, entre cosecha y cosecha lo que hace es alimentarse para que el arroz salga lo más sano y vigoroso posible. Y aquí, cerca de la desembocadura del Delta del Ebro, donde está situada Illa de Riu, trabajamos para que cada ciclo sea único y a la vez determinante para la buena calidad de los granos de nuestros arroces.


_DSC8473prova

En un mundo como el actual, en el que se rinde pleitesía a la aceleración, encontramos a un chef, Toni Bru, que en su restaurante El Celler de l’Àspic, apuesta firmemente por promover un tipo de cocina basada en el respeto a los productos de temporada así como también a los alimentos de proximidad. De este modo, podríamos definir su propuesta como una filosofía culinaria basada en la paciencia y el amor por el territorio.

El Priorat es la comarca en la que se encuentra El Celler de l’Àspic y también la que le sirve los recursos básicos que necesita el chef catalán para elaborar sus propuestas gastronómicas. Contar con productos de la zona le permite trabajar con alimentos que le aseguran el mantenimiento de las máximas calidades organolépticas en cada uno de sus platos.

Su paso por el Delta del Ebro, en su antiguo restaurante  en Amposta, hizo que Toni Bru apostará en El Celler de l’Àspic por conjugar, en su cocina, ingredientes de la zona del sud de Cataluña con los de su propia zona, ofreciendo así una variedad interesante en su elaboración gastronómica respetando siempre el uso de los productos frescos y  de proximidad.

Así que entre sus platos, siempre adaptados a cada estación del año se incluyen alimentos de recetas tradicionales en las que destacan las legumbres, los arroces del Delta, los calamares y moluscos de Sant Carles de la Ràpita, alcachofas o espinacas, entre otros productos que marida con la gran variedad de vinos que ofrece en su extensa carta y que se producen en la Comarca del Priorat .

Y es que Las DOQ Priorat y DO Montsant conviven en esta región acunada por el Montsant, considerada  como “la comarca vinícola española que más ha sabido encaminar sus vinos a la búsqueda de la calidad” tal y como se expresa en la web del Restaurante. Dicha zona también es idónea para la producción de aceite de calidad.

Así que con estos dos elementos vertebradores de la restauración mediterránea, Toni Bru  hace mucho tiempo que comenzó a apostar por el territorio y sus características,  así como también , por dar a conocer sus vinos y  maridarlos con sus platos.

Sofisticación y respeto por la tradición se dan de la mano en este restaurante en el que todos los postres son de elaboración propia y en el que, para poner la guinda, cuenta con propuestas como el Requesón de cabra Eco con gelée y crujiente de miel de romero o postres como el carpaccio de  naranja de Xerta con cítricos y su sorbete o  la manzana gratinada con trufa y su crema,  por poner algunos ejemplos de una carta elaborada con mimo y que cambia a cada estación.

 

_MG_3663

08 de Abril de 2019

La selección de semillas

En Arroz Illa de Riu utilizamos un proceso de selección varietal. En este proceso, cada sobre contiene 25 granos que forman una linea madre de semillas.

Posteriormente, estas semillas se depositan en un semillero dentro del invernadero para acelerar su crecimiento. De este modo, conseguimos que estas madres florezcan antes que el resto de la variedad sembrada en el campo en mayo y evitamos cruces genéticos no deseados, asegurando la pureza varietal que tanto valor da a nuestra empresa.

El material inicial para la obtención de semillas certificadas se selecciona grano a grano y se introduce en sobres que contienen unas 20 semillas. Éstas se llevan posteriormente al vivero donde, dentro de los semilleros, crecen hasta alcanzar el tamaño adecuado para su trasplante en el campo.

Paràgraf 2 ) llavors creixen fins ser transplantades. IMG_6531

 

10 de Marzo de 2019

Volver a empezar

tractors preparant les terres a illa de riu

 

De algún modo el trabajo de los agricultores es similar al de los escritores y poetas. Cada página escrita y trabajada requiere delicadeza, preparación y encomendarse a la inspiración para poder proseguir con buen ritmo. La conclusión es el trofeo si la obra acaba como estaba proyectado. Durante meses habrá cierta incertidumbre. Esto le dará emoción al trabajo y también algún quebradero de cabeza.

Nuestras páginas en blanco son los campos del Delta del Ebro. Después de finalizar una campaña y de dejar reposar la tierra, es hora de empezar una nueva historia con un ritmo sostenido a la vez que con mucha paciencia y cariño.

Nos enfrentamos a la primera página, la inundación de los arrozales, con la ilusión de un niño y con la templanza de aquellos hombres y mujeres que han vivido miles de historias y han salido siempre airosos de ellas.

Los primeros pasos siempre son estimulantes aunque los nervios y ciertas dudas aparecerán por el camino. Es momento de tener el corazón caliente y la cabeza fría. Las manos firmes y los pies en la tierra, tierra que ya a estas alturas está maridándose con el agua del río Ebro.

En la naturaleza encontramos, si estamos atentos, la poesía. Poesía que nosotros intentamos traducir en arroz Bomba, Carnaroli y Bahía. La naturaleza se acerca y nosotros la esperamos ansiosos para desgranar las primeras páginas de esta nueva temporada de cultivo que en unos meses comenzarán a germinar.

 

 

 

El invierno ya ha llegado y el Delta del Ebro tiene mucho que ofrecer durante esta maravillosa época del año. Los campos de arroz están totalmente inundados, por lo que es precioso salir a dar una vuelta para observar los inmensos espejos naturales que nos ofrecen el agua y el cielo.

La observación de aves o también llamado birdwatching se maximiza en esta época del año donde se pueden ver multitud de especies desde los miradores del Zigurat de la playa de Riumar, el mirador de la playa de Migjorn, el mirador de la Casa de Fusta, entre muchos otros.

Los deportes como el ciclismo o el windsurf también son una buena opción para disfrutar del aire libre y ponerse en forma en este precioso parque natural en el sur de Cataluña. ¡Hay mil actividades para realizar!

Y por último, no puede faltar la gastronomía. El Delta del Ebro es una zona conocida por sus productos de gran calidad y kilómetro cero, es por esto que ofrece una gran variedad de restaurantes para poder disfrutar de los sabores de esta tierra. ¡No os lo perdáis!

 

M40A0328

arroz-caldoso-600x900

arroz-illa-de-riu-delta-del-ebro-1024x682

fangeo

18 de Dicimbre de 2018

EL ARROZ

Ya hace casi seis meses que empezamos un nuevo ciclo del cultivo del arroz y la verdad es que cada vez nos pasa más rápido. Ahora, a finales de septiembre es el momento de sentarnos y hacer balance de todo lo que hemos hecho durante todo este tiempo.

 

Cada etapa de este ciclo se trabaja con el mayor punto de profesionalidad para ofrecer la máxima calidad posible. Empezamos alimentando y preparando las tierras para plantar el arroz en los meses de abril y mayo. Una vez sembrado se trabaja para que crezca lo mejor posible hasta septiembre que se realiza la siega.

 

Este año ha sido muy buen año para el arroz, en todo el Delta del Ebro y en concreto también para Illa de Riu. Empezamos la siega a finales de agosto y estuvimos hasta principios de octubre. Recogimos más de mil toneladas de arroz bomba, ha sido la mejor variedad de todas. Por lo que a otras variedades representa, (bahia y carnaroli) se han recogido alrededor de. 300 tones.

 

¡Estmaos muy contentos de la producción de este año y no podemos esperar para la siguiente!

Girados

 

 

26 de Octubre de 2018

Curiosidades del Arroz

Llevamos toda una vida dedicándonos a lo que más nos gusta, el cultivo del arroz. Siempre hablamos de las distintas etapas de éste y del trabajo en las fincas, por esto ahora ha llegado el momento de hablar de nuestro producto. Hoy hablamos del arroz.

 

Aunque la procedencia del arroz no se ha podido demostrar del todo, se han encontrado pruebas arqueológicas que afirman la existencia de este cereal antes del año 6.000 a.C. en Tailandia. Las regiones asiáticas son las poblaciones que más arroz cultivan y consumen del mundo ya que lo consideran una de las cinco semillas sagradas (también lo son la cebada, el mijo, la soja y el trigo).

 

Además, en la alimentación humana se trata del cereal que más se utiliza por sus propiedades. Tiene un alto contenido en hidratos de carbono pero a la vez es muy bajo en grasas ya que se compone de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, es decir grasa cardiosaludable. No contiene gluten y aporta minerales y vitaminas.

 

En el mundo existen más de 8.000 variedades distintas de arroz y se producen alrededor de 476 millones de toneladas. Un alimento que nos parece tan cotidiano tiene toda una larga historia a sus espaldas que poco a poco os iremos relatando. ¡Cada día nos fascina más este mundo!

 

Arroz

Llega mediodía en el Delta del Ebro, pero esta vez no se escucha el revuelo de las aves ni la brisa del viento, lo que empezamos a oír es el ruido que marca el final de una larga e intensa etapa. ¡En Illa de Riu estamos segando!

Las segadoras recorren los campos cosechando el arroz, es el momento en que se recoge el trabajo de todo un año. Todo el esfuerzo que durante meses hemos dedicado al cultivo del arroz se ve recompensado en este instante. Los sentimientos afloran en nuestras fincas, la felicidad de ver el fruto de tanto trabajo en nuestras manos y a la vez la nostalgia que acompaña siempre a cada final del ciclo de vida del arroz.

Pero siempre hay un sentimiento que nos invade a todos por igual, la ilusión. La ilusión por volver a empezar de nuevo, por abrir otra etapa que nos llevará nuevas experiencias, nuevos conocimientos y nuevos paisajes que admirar. Pero por ahora disfrutamos de ver las inmensas montañas que forman los pequeños granos de arroz, ¡qué bonito es nuestro trabajo!

IMG_8800

31 de Agosto de 2018

EL ARROZ BOMBA

Entre todas las variedades que cultivamos en nuestros campos, hay una que destaca por encima de todas, el arroz bomba. Esta es nuestra mejor variedad y la que ha sido premiada en concursos internacionales como en el Superior Test Award 2013 otorgado por el International Taste & Quality Institute (iTQi). 

En los campos no hay mucha densidad de plantas pero esta tiene unas características muy marcadas como su altura, su forma muy alargada y el grano pequeño. Se trata de una planta muy sensible ya que es susceptible a cualquier enfermedad, se desgrana muy fácilmente y hay una producción muy limitada.

Nosotros producimos la semilla de esta variedad desde la primera generación, esto significa que hay un gran trabajo detrás. Empezamos por la primera generación, de esta se seleccionan las mejores semillas, una vez terminado este primer paso seguimos con la segunda en la que se repite el mismo proceso. Esta fase se repite hasta llegar a la cuarta generación que ya se le podría llamar la “generación comercial”, el que usamos para la siembra.

El arroz bomba es una de las variedades más antiguas y más valiosas que existen, aún no hay ninguna otra variedad que la supere en calidad, por eso es necesario cuidar al máximo su producción.

Girados

17 de Agosto de 2018

Los Campos En Agosto

El agosto ya ha llegado y trae el dorado en nuestros campos. Como ya hemos nombrado en anteriores posts, el paisaje de los campos de arroz tiene fecha de caducidad, no es un paisaje llano si no que cambia a medida que avanza el cultivo.

El característico verde que ha reinado hasta ahora se va transformando en tonos dorados de la cáscara del arroz. Si nos acercamos podemos distinguir cada uno de los pequeños granos que produce cada planta. De forma redondeada y ligeramente alargada, se disponen uno delante de otro hasta crear una espigaperfecta. Nos fascina como algo tan pequeño puede mostrar tanto color y crear formas como estas.

Mientras tanto nosotros seguimos admirando y agradeciendo lo que nos regala la naturaleza, lo seguimos cuidando lo mejor que sabemos y seguimos disfrutando de cada paso que damos en firme. ¡Como nos gusta nuestro trabajo!

 

IMG_4172

« Older entries